Contenedores bio-dinámicos


Cultivar en contenedores está a la orden del día en las ciudades, macetas, tiestos, jardineras e incluso barreños improvisados, todo es válido si podemos hacer crecer plantas que además de su belleza, nos proveen de valiosas cantidades de comida sana, nutritiva y llena de amor por cada uno de sus cultivadores.

Lo que voy a hacer es una guía de cultivo en contenedores de última generación, de esta forma, cualquier persona sin experiencia, pueda sacar adelante los cultivos sin complicaciones y obtener generosas cosechas.
Cada día tengo más consciencia de que las cosas sencillas, son las que mejor funcionan. La naturaleza es sabia, a pesar de ser un organismo súper complejo, es sencilla, un fluir de acontecimientos sin juicios, ella otorga sentido a la palabra belleza y nos lo da todo sin pedir nada a cambio.

Llevo muchos años estudiando y practicando con el reino vegetal, cultivando más de 100 especies vegetales, utilizando diferentes técnicas de cultivo, además, recolectando en la naturaleza diferentes frutos, hongos, plantas medicinales y otros recursos que en podemos aprovechar. Elaborando diferentes elixires para la salud de dentro y fuera del cuerpo. Cocinar y alimentarse así es un placer sencillo que te llena de vida y agradecimiento. Por lo tanto, y con la experiencia que tengo, vamos a lograr y definir un concepto base para crear mini-huertos bio-dinámicos en zonas urbanas o que no dispongan de suelo cultivable.

Lo que vamos a encontrar es un nuevo concepto de cultivo urbano jamás visto. Hasta ahora, hemos visto varias formas de hacerlo, cultivando en macetas, jardineras y mesas elevadas donde poníamos la tierra, las plantas, agua y fertilizante. Al ser un sistema artificial, tiene muchas dependencias y está expuesta a drásticos factores de riesgo, por ejemplo: Los días calurosos, las plantas transpiran mucha agua y es difícil manejar los ciclos de riego, al deshidratarse en exceso la tierra, hablando de sistemas biológicos, al regar hemos de invertir bastante tiempo, regando lentamente y espaciado para que la tierra pueda ir absorbiendo, si no, perderemos el agua por los agujeros de drenaje, y si lleva fertilizante, lo perderemos también, derramando agua por el suelo y en los caso que hay vecinos abajo, será una experiencia posiblemente conflictiva. 

Realmente, hidratar contenedores durante el verano, es muy laborioso y requiere de experiencia para evitar estrés a las plantas y no mermar su productividad. La fertilización se torna un factor muy delicado en este tipo de cultivos porque hay que ser un buen experto para conocer el régimen que tiene cada planta, aplicar diferentes tipos de nutrientes según las fases de desarrollo, y sobre todo, en cultivos orgánicos, si se secó demasiado la tierra, perderemos gran parte de la bio-actividad y las plantas no podrán aprovechar los nutrientes que les damos. Estos dos factores clave, son el sustento de la sostenibilidad y productividad de los contenedores o mesas de cultivo, precisamente, los factores más difíciles de manejar, por lo que muchas personas no tienen éxito en sus cultivos, entendamos éxito como una muy abundante cosecha dulce y nutritiva.
El nuevo concepto de cultivo en contenedores que vamos a descubrir, nos acerca a un modelo que trata de imitar a la naturaleza del suelo, combinando el conocimiento de los amantes de la naturaleza con el ingenio y la tecnología.

Muchos de estos amantes naturalistas son conocidos etiquetados como permaculturas.

La permacultura busca métodos coherentes, que se integran entre sí, sostenibles, y que con la práctica de ellos, colaboran en la regeneración del suelo y el medio ambiente. Esto es lo que vamos a hacer.

CONTINUA PRONTO...


Publicar un comentario